CARTAS DEL DIABLO A SU SOBRINO

 

de C.S. Lewis, escrito por el autor británico en el año 1942 y dedicado a su amigo Tolkien

Es un diálogo entre el anciano diablo Escrutopio y su sobrino, el demonio principiante Orugario:

Orugario: ¿Cómo pudiste llevarte al Infierno tantas almas?

Escrutopio: ¡A través del miedo!

Orugario: ¡Bravo! A qué le tenían miedo: ¿a la guerra? ¿al hambre?

Escrutopio: No…A una enfermedad!

Orugario: ¿No se enfermaron?…¿No estaban al borde de la muerte?…¿No había ningún remedio?

Escrutopio: Se enfermaron. Se murieron. Hay remedios…

Orugario: No entiendo.

Escrutopio: Pensaron, por error, que la única cosa que debían guardar a todo precio era LA VIDA! No se abrazaron más. No se saludaban más…Se alejaron el uno del otro. Renunciaron a todo contacto humano. A todo lo que es humano. Se quedaron sin dinero. Perdieron su lugar de trabajo. Pero temían por su vida aunque no tuvieran ni siquiera un pan para comer. Creyeron todo lo que oyeron, leyeron los periódicos y creyeron ciegamente en todo lo que leían. Renunciaron a su libertad. No salieron más de sus casas. No iban ya a ningún sitio. El mundo se transformó en un gran campo de concentración, con prisioneros voluntarios. ¡Aceptaron todo! No vivieron, murieron cada día. Fue muy fácil apoderarme de sus miserables almas…»

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *