Las pruebas serológicas, una vez estén disponibles, deberían poder identificar a los pacientes que tienen infección actual, o previa, aún con una PCR negativa [1,2]. En un estudio que incluyó 58 pacientes con características clínicas, radiográficas y epidemiológicas sospechosas de COVID-19, pero con resultados negativos por PCR de SARS-CoV-2, un ELISA de inmunoglobulina IgM, fue positivo en 93 % (y fue negativo cuando se analizó en muestras de plasma anteriores al brote de COVID-19) [1]. En los Estados Unidos, una prueba serológica ha sido autorizada para emergencia por la FDA para uso de laboratorios certificados que realizan pruebas de complejidad moderada y alta [3]. Aunque varios fabricantes están vendiendo pruebas rápidas basadas en antígeno o detección de anticuerpos, la OMS no recomienda estas pruebas debido a la ausencia de estudios de validación respecto a su precisión [4].

 

1. Guo L, Ren L, Yang S, et al. Profiling Early Humoral Response to Diagnose Novel Coronavirus Disease (COVID-19). Clin Infect Dis 2020.
2. Zhao J, Yuan Q, Wang H, et al. Antibody responses to SARS-CoV-2 in patients of novel coronavirus disease 2019. Clin Infect Dis 2020.
3. Liu Y, Yan LM, Wan L, et al. Viral dynamics in mild and severe cases of COVID-19. Lancet Infect Dis 2020.
4. World Health Organization. Advice on the use of point-of-care immunodiagnostic tests for COVID-19, April 8 2020. https://www.who.int/news-room/commentaries/detail/advice-on-th
e-use-of-point-of-care-immunodiagnostic-tests-for-covid-19 (Accessed on April 13, 2020).