Debemos respetar los principios de autonomía, beneficencia, no maleficencia y justicia en nuestra actuación profesional, ahora cuando nos encontramos atravesando una pandemia, es igual, debemos seguir respetándolos.

Considero que debemos brindar atención correcta, completa y adecuada a todos los pacientes. Entiendo que es un desafío cuando escasean los recursos. Bueno, es nuestro gran desafío y debemos gestionarlo. En los pacientes más comprometidos que necesitan más recursos – camas, respiradores, etc. -, debemos administrarlos de manera de ofrecer todo a todo paciente con posibilidades de recuperarse, sólo limitar recursos cuando es evidente la irrecuperabilidad. Alberto J. Machado

 

Compartimos algoritmo de la Dra. Pilar de Antueno, Servicio de Cuidados Paliativos Hospital Tornú, Dpto. de Bioética Universidad Austral.